Inversiones en Empresas de Tecnología en México, ¿Riesgo u Oportunidad?

Después del intento de crear en ésta región del País el llamado “Silicon Valley Mexicano” y habiéndose percatado las Autoridades competentes que sin recursos e incentivos, entre otros, …

inversiones

Después del intento de crear en ésta región del País el llamado “Silicon Valley Mexicano” y habiéndose percatado las Autoridades competentes que sin recursos e incentivos, entre otros, prácticamente resultaba imposible competir con otras jurisdicciones de nuestro propio País, así como del extranjero. Una pena, si, pero una realidad también que permitió entender el vocacionamiento que ésta región le puede proporcionar con una buena dirección al País.

¿Porqué el vocacionamiento es tan importante? Si hacemos un análisis minucioso, nos podemos percatar que la edad promedio del trabajador en nuestro País es joven, que las oportunidades de preparación de Universidades e Institutos Tecnológicos en ésta zona resultan ser varios y muy bien calificados. Obsta decir que la mano de obra de un Ingeniero o Técnico calificado es mucho más atractiva en México que en otras jurisdicciones como lo es nuestro vecino País del norte, de dónde provienen el mayor número de ingresos por Inversión Extranjera Directa que éste Estado y el País reciben.

Los más de 40 tratados de libre comercio, alianzas y acuerdos internacionales de los que México es parte facilitan también el flujo del producto final del desarrollador de ésta creatividad llamada Tecnologías de la Información. Sin embargo y como en todos los supuestos de debe de analizar cuidadosamente los riesgos de cada negocio y no únicamente las oportunidades. Éste, no es la excepción.

Sin caer en un fatalismo innecesario, así como tampoco en una generación de desconfianza a la Inversión en éste sector, si creo que resulta importante señalar dos aspectos del segmento riesgo al que me refiero.

El primero es el efecto natural que en nuestro País se tiene para la creación de cualquier tipo de negocio y que no obstante no es de los últimos Países del Mundo y he de recalcar nuestra competitividad es moderadamente decente, y digo moderada porque se basa fundamentalmente en costos y en ingenio, el ingenio del Mexicano ya está ahí, es un País que históricamente ya ha creado grandes creaciones con bajos presupuestos fruto de las necesidades que el mismo País ha generado. Las Tecnologías de la Información no son excepción a ésta declaración, el Mexicano puede generar éste tipo de Industria a un nivel altamente competitivo y de menor costo. Desafortunadamente no es a ello a lo que me refiero en éste párrafo, es al mal logrado balance para la generación y creación de nuevas empresas debiendo ser éstas más competitivas. Pudiera ser paradójico lo anterior y no entenderse, me explico, la primera parte obedece a la necesidad, creatividad y genialidad de los Mexicanos para hacer de ésta Industria una altamente competitiva en un entorno altamente complejo y la segunda, obedece al caris mismo de la complejidad que reviste crear un negocio en general. México, siempre lo he sostenido, es una País en dónde los negocios “no son difíciles de hacer, si no simplemente diferentes”, pero es evidente que el número de escalones de competitividad (llámesele por practicidad, incentivos, por infraestructura, entre otros) han reducido nuestro ranqueo a nivel mundial.

El segundo es un ingrediente adicional que ha llegado a éste entorno sin haber sido “invitado” pero que desde luego impacta es el efecto del triunfo del Presidente Electo de los Estados Unidos, los comentarios de su muy probable Secretario de Comercio y el desafortunado tono de desincentivar la inversión norteamericana (siendo ésta la más importante en nuestro País y en nuestro Estado, como ya se mencionó) desde luego que no ayudan. Habrá que esperar a los primeros 100 días de Gobierno de la nueva Administración de los Estados Unidos, para poder precisar con mayor exactitud el impacto que sus políticas tendrán en el segmento de las Empresas de las Tecnologías de la Información en nuestro Estado.

Sign up for our Nearshore Americas newsletter:

México no es un País sin Estado de Derecho, México en mi humilde opinión es un País al que le hace falta enaltecer su orgullo, su distinción y su preparación para entonces si poder hablar de si falta o no un Estado de Derecho. Éste es un elemento ya trillado que ha venido siendo discutido por Gobierno y Cúpulas Empresariales como un elemento desincentivador de la generación de negocios e Inversión Nacional y Extranjera, pero es eso, una frase de la cual no hemos logrado pasar para analizar porque la falla en el Estado de Derecho y porqué la falla en su corrección.

Por otra parte es evidente que el Tipo de Cambio favorece las exportaciones de industrias como el de la Tecnología de la Información pero tampoco podemos confiarnos en que las procure y desarrolle sin cuidar lo mencionado con anterioridad.

Me parece que en un esquema globalizado como el de hoy (en donde hay quienes ya hablan de desglobalizarlo) se viven momentos de especulación e incertidumbre que provocan prudencia y cautela en todos los mercados, incluyendo el de la industria de las Tecnologías de la Información.

Lo cierto es, que a pesar de todo México es y seguirá siendo un País de oportunidades, con retos, sí, pero con gente talentosa y capaz de competir en éste segmento a nivel mundial y acostumbrada ya por décadas a vivir entornos complejos sin doblegarse, lo que hace de éste País uno excepcional y concretamente en ésta industria un lugar atractivo para seguir invirtiendo.

Tags

JOIN THE CONVERSATION

JOIN THE CONVERSATION